Seguidores

4/8/12

La foto.

Hay leña seca al alcance de los dedos,
con una chispa puede arder de nuevo.
Y en esta historia de infelices sólo sale invicto el que cambia de cuento. Mientras tanto fingimos, porque es más divertido. Todos buscamos nuestra verdad, pero por el camino incorrecto. Nadie abre los ojos, porque no conviene. Siempre es más fácil esconderse para no ver venir las balas, pero igual se siente el impacto. Entonces corren, se chocan, se lastiman. Pero un final casi irónico deja a un soldado agonizando y al resto sonriendo para las fotos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario