Seguidores

6/11/13

Cuando el mundo duele, surge la fantasía.

Canto a la depresión


Y me encanta atrapar las olas y correr a las liebres. 
Y me gusta subir al cielo y sentarme a ver como se ríe el mundo. 
Y los Lunes no me gusta desayunar. 
Y me gusta dormir en el piso y sentir el frío de la mañana que hela todo. 
Y no sé dónde dejé el abrigo. 
Y las venas queman pero los pies siguen fríos, porque odio las noches de frío. 
Y odio las liebres y las olas. 
Y también los Lunes. 
Y no creo en el cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario